Artículos de Psicología I. El Síndrome de Blancanieves

sindrome blanco

EL SINDROME DE BLANCANIEVES. MAL DE MUCHOS...

Existe gran confusión a la hora de definir un mal que puede afectar a las mujeres a partir de los cuarenta años. En efecto, el "Síndrome de Blancanieves" se ha descrito de muchas maneras y hay muchos autores que reclaman su paternidad, sin que nadie sepa a ciencia cierta a quíen se atribuye esta denominación (lo mismo que sucede con otros síndromes y patologías psicológicas).

Si hacemos una compilación entre las innumerables definiciones de Síndrome de Blancanieves podremos describirlo como aquel...

"Estado depresivo o pre-depresivo que tiene lugar en la mujer al llegar a la edad madura, en el que se cuestiona su vida pasada, anhela la belleza de la juventud y manifiesta una prisa excesiva por conseguir una nueva pareja".

Como todo síndrome, se trata de una relación de variables múltiples y complejas, que pueden desglosarse en...

  • Temor a una vejez en soledad.
  • Ansiedad manifestada ante la belleza de otras mujeres más jóvenes.
  • Rabia contenida por haber dedicado su vida al cuidado de la prole, sin más compensación que el desgaste vital.
  • Desesperación por mantener relaciones con hombres que reafirmen su atractividad.
  • Aumento de la frecuencia de las salidas a lugares donde se buscan relaciones interpersonales.
  • Preocupación excesiva por la salud y la belleza.
  • Tristeza ante la alegría de otras mujeres que han conseguido encauzar su vida en compañía.
  • Ingesta compulsiva y aumento en el consumo de alcohol.
  • Distorsión del autoconcepto.

Cada fin de semana, miles de mujeres se contornean en discotecas y bares de copas en busca de las miradas de los hombres maduros, y de jóvenes dispuestos a apreciar la belleza de una mujer añosa. Comportamiento habitual ahora, que épocas pretéritas hubiera sido censurado de forma contundente y que está adquiriendo tintes masivos, cuya muestra más evidente es la invasión de los espacios juveniles de ocio por maduros y maduras en busca de contactos, en su mayoría alegando que "sólo van a bailar".

Uno de los aspectos que definen este síndrome resulta de la indefinición del autoconcepto, por el que algunas de las sufridoras del Síndrome de Blancanieves se perciben merecedoras de algo mejor a lo que se les ofrece normalmente. De esta manera rechazan numerosos pretendientes que pudieran acabar con su situación de precariedad afectiva. Una distorsión de la propia imagen les lleva a no ponderar adecuadamente sus atributos femeninos internos y externos, y se convierte en una trampa que sólo les procura infelicidad.

A menudo, el Síndrome de Blacanieves se confunde con el "Síndrome de Cenicienta". Ambos son de naturaleza muy distinta refiriéndonos, en el segundo caso, a la relación ambivalente (amor odio-temor) del niño adoptado hacia sus adoptantes. Nada que ver, como vemos, por más que algunos se empeñen en aumentar la confusión que de por sí se desprende del síndrome que nos ocupa.

fotografia logo

El problema de estos "nuevos adolescentes" es que no cuentan con ningún referente cercano. Hasta ahora no había tenido lugar semejante concentración de personas en edad madura en busca de compañía, no hay una pauta a seguir; todo comportamiento representa un riesgo y todo es improvisado en una jungla donde la experiencia del otro ya no nos sirve.

La vuelta a las intrigas de amoríos, la dura competición en busca de un macho alfa, el deseo de resurreción del brazo de un señor con medios... Todo se convierte en un mundo nuevo donde vale cualquier cosa con tal de compensar el sufrimiento de un duelo que ya pasó.

El estudio del comportamiento de las mujeres separadas de ahora, de sus anhelos, sus gozos y sus sombras no ha hecho más que empezar. Muy pronto, psicólogos y sociólogos comenzaremos a catalogar, medir y determinar los valores de este nuevo grupo social que se nos antoja esquivo a todo estudio. Un nicho social que no debe quedar sin reglamentar.

Claro que los hombres tienen su síndrome, y que expían sus penas de soledad en estos lugares, en quedadas de "singles" o en cruceros exprofeso para solteros y solteras. Pero la historia de los hombres solos es otra historia...

 

Otros artículos...

 

 

Valid CSS Valid XHTML 1.0 Transitional Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0

ARTICULOS DE PSICOLOGIA - Psicólogos Especialistas Madrid

 

 

certificado etico